domingo, 29 de noviembre de 2009

Proceso digestivo


Comienza en la boca con la masticación y la insalivación. El alimento se va troceando y mezclando con la saliva hasta que esté en condiciones de pasar al estómago. Ese alimento mezclado con la saliva se le denomina bolo alimenticio, el cual es empujado por la lengua hacia la faringe.


Los músculos de las paredes del esófago se contraen y se relajan para provocar movimientos que hace descender el bolo alimenticio hacia el estómago.

En el intestino delgado el quimo se mezcla con el jugo que produce el pánvreas y el propio intestino y con la bilis que se segrega el hígado.
Los alimentos terminan de transformarse en partículas más sencillas y toman la apariencia de un líquido lechoso llamado quilo.
En el intestino delagado gracias a sus vellosidades intestinales a través de los cuáles se realiza la absorción; es decir, se permite el paso de los nutrientes a la sangre.

Las sustancias que no han sido absorvidas llegan al intestino grueso. Allí se recupera la mayor cantidad de agua posible y se forman heces fecales o escrementos, que son expulsados por el ano.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada